Rodrigo Carrasco Saxofonista: “Con Mahindra quebramos el esquema de la localidad”

El frontman de la agrupación coyahiquina se muestra satisfecho por el trabajo que ha alcanzado con la banda. Carrasco sostiene que Mahindra ha podido generar una expresión auténtica, pero tiene claridad de la tradición musical en la que se asienta para desarrollar una variante más conceptual y psicodélica de lo que se venía registrando en la región. Además, se dio un tiempo en la entrevista para reflexionar sobre el futuro del trabajo de músico en Chile y su optimismo por el aumento del circuito y la percepción más favorable de lo local que ha venido experimentando el público y la prensa.

Aunque vivió un robo de su saxofón y está tratando de salir del problema que significa ya no contar con instrumento propio, con el apoyo de amigos y reconocidas bandas locales está organizando una presentación a beneficio que no da tiempo para lamentarse ni aplacar el grado de confianza que tiene en Mahindra y en la solidaridad y crecimiento de la música en Aysén.

GÉNESIS

¿Coyhaiquino de tomo y lomo?

Sí, de aquí toda la vida, nacido y criado.

¿Vienes de una familia melómana?

No, yo crecí escuchando el cancionero mexicano con mi madre porque aquí mi vieja ha escuchado la radio Santa María eternamente, y mi viejo en su tiempo escuchó mucho Soda Stereo y le gustaba Phil Collins que por ahí me salvo un poco, porque odio la ranchera mejicana, pero me gusta mucho Soda y Collins, pero no vengo de una familia de músicos, mi viejo toca el acordeón, pero es muy poco y básico.

¿Cuál fue tu primer acercamiento a la música?

Yo quede repitiendo un año, el quinto básico o el sexto algo así, y de castigo me pusieron en la escuela de música de verano, mi viejo me dijo: “weón, este año no vas al campo de vacaciones a la casa de la abuela” y ahí aprendí a tocar flauta, el profesor le dijo a mis viejos: “este cabro algo tiene”. No sé si fue por negocio, pero propuso que debería quedarme más tiempo y me pasó un saxo.

¿Cuál es tu especialidad en saxofón?

Yo toco tenor y alto, pero siempre he tocado mucho más saxo alto que esta afinado en Mi bemol.

¿Y cuál fue tu primera agrupación?

Tuve una banda en el colegio a los  trece y catorce años, no me acuerdo como se llamaba, pero era la típica banda donde tocábamos en los actos del colegio y te sacaban de clases para actuar.

¿Eran “covers” de la época?

Sí. Los Fabulosos Cadillacs, Maná que era la música de los noventas, ya que aún no llegaba el grunge a Coyhaique, y otra banda que sonaba mucho eran Los Enanitos Verdes que aquí en el sur son eternos, Los Pericos también lo escuchábamos mucho, ese era el repertorio más o menos.

¿Y al término de esta agrupación como continuaste?

Yo creo que era uno de los pocos saxofonistas jóvenes de Coyhaique, y empecé a tocar en los bares como a los 16 años, tocando lo que sea.

¿Cómo lo toman tus padres el acercamiento a la bohemia siendo joven? ¿Hubo preocupación por parte de ellos?

Mis viejos son personas de mucha pega y muy esforzadas, nunca nos faltó nada y cualquier mención a favor de su hijo, ejemplo el profesor que les diga: “oye tu cabro es muy bacán para tocar saxo”, para ellos era algo tremendo y me gané el cielo con ellos, siempre han estado muy orgullosos de lo que yo he sido como músico, independiente a todo lo que conlleva la noche y la bohemia.

¿Cómo entraste a lo profesional, la lectura de partituras, arpegio, digitación, escalas…?

Después me fui a estudiar a Santiago  y comencé a tocar con tipos ya profesionales y ahí aprendí un montón.

¿Quién fue tu referente en aquellos tiempos cuando ya comenzaste profesionalmente?

Trabajé con un productor de un estudio en Santiago, el Juan… chuta, se me olvidó el apellido de Juan, pero ese tipo es muy capo y me empezó invitar a realizar sesiones, llegaba un cantautor y le solicitaban un solo de saxo y me llamaba. Luego me empezaron a salir más pegas, participé con Dulcidio, ahí toque con Rodrigo “Gato” Maureira, que para mí es un tremendo referente y lo considero como mi hermano mayor, en cuanto a lo musical y a la constancia, porque para ser músico en Chile tienen que tener constancia, ya que puedes tener contactos, la plata, ser talentoso y todo lo que quieras, pero si no hay constancia y la meta clara de lo que quieres ser como músico, estás sonado.

Que es un poco el caso del quinteto Par de Chocos, que tardó once años en sacar su primera disco y esa cantidad de tiempo puede desmotivar a cualquier banda, pero que en términos generales su empeño dio frutos finales con un disco debut de buena calidad ¿Qué opinas de ese proceso puntual?

Es un disco perfecto y ese es el comentario a Par de Chocos, tremendo show, los cabros son súper perseverantes. Pienso que son la banda más aplicada que conozco, ellos ensayan tres o cuatro veces a la semana sin papar y eso da frutos, y ese fruto es el tremendo disco que se mandaron, es una banda muy bien afeitada.

Ya hablamos de la constancia en la música, pero basado en tu experiencia ¿qué otro consejo le puedes sugerir a músicos y bandas que están comenzando?

Pienso que los chicos que comienzan la música, tarea difícil, tienen que aprovechar que Chile está mucho más avanzado culturalmente y mucho más abierto a escuchar nuevas cosas, y en términos de público, los chilenos ya no consumen tanta música de afuera como antes, pero ahora se está dando por fin un pedazo de cultura local a la gente a nuestra gente, más pronto que tarde se van a dar más espacios. Por eso los chicos que comienzan les recomiendo que se mantengan, aguanten y que piensen que en algún instante todos le pueden dar el palo al gato, haciendo las cosas bien hechas porque la gente se da cuenta de eso y lo respeta, para lograr vivir de lo que hacen.

Ornette Coleman pionero del freejazz no creía en los estilos y mencionó que el sonido no necesita un nombre, sino que el sonido hace un nombre y es libre de que cualquier persona le coloque nombre a la música según lo que siente al momento de escucharla. ¿Estás de acuerdo con aquella libertad en los estilos o eres de los músicos que le gustan las cosas más definidas y estructuradas?

A larga cuando uno habla de estilos, siempre tiene que revisar la raíz y esa raíz siempre ha sido blues, por tanto son agregados: el jazz, el funk todos siguen la misma línea. Cuando yo hablo de Acid jazz con Mahindra, es una mezcla que ni siquiera es gringa, es un estilo que nació en Inglaterra y da comienzo con los Dj’s y muchos cacharon que estas mezclas que realizaron estos Dj’s eran buenas y que, de eso, sale una base donde hay un groove y da comienzo a muchos como Jamiroquai y otros tantos. Por eso es complicado hablar de estilos, en lo personal siempre respeto la raíz de lo que estoy realizando. A mí me gusta mucho el hip hop y eso lo asimilo mucho con los pulsos cardíacos. Para mí no debiera tener ningún break ni nada, es algo constante y eso en su raíz viene de James Brown y su eterna caja en batería que es la base. Por eso, reitero, es complicado no respetar el estilo y reconocer su génesis en todos los modos y estilos musicales.

MAHINDRA PROJECT

¿Cómo inició Mahindra?

Yo toqué hace muchos años en las termas de Chillán y realicé un convenio con las termas de Puyuhuapi, y ahí tenía con diferentes amigos algo armado entre el jazz y la fusión y cuando caché que me iba a quedar en Coyhaique, le entregué el repertorio a unos amigos y después de un carrete x salió el nombre Mahindra.

¿Qué es lo más complicado de estar encargado de la composición y arreglos en una banda que nace de ti y tienes que proyectar a otros?

Tengo la suerte de tocar con notables músicos y eso es lo más complicado, porque pasas por un colador, porque independiente de ser frontman o el que más hincha con la banda, llegas con algo y juras que es lo más bacán del mundo,  y te dicen no, no es tan bacán.

¿Ahí cedes?

Sí, y eso es lo más difícil, salir de mi súper estrellato convencido de pensar: “¡oh!, con esto me voy a ganar un grammy”,  y llegas ahí y te dicen no, esto no funciona, mejor hagamos esto otro, y también uno como compositor pasa por sequías musicales. Para nosotros fue extraño ya que nos ganamos el proyecto y después comenzamos a realizar el disco, nos tiramos de piquero a una piscina sin agua (Risas).

¿Cómo definirías el disco?

Yo creo que viéndolo desde un punto geográfico, debe ser uno de los pocos discos conceptuales muy marcados que hay en Coyhaique. También es uno de los primeros discos instrumentales sin ser clásicos, ni folklórico y muy psicodélico para la región. Yo lo encuentro a unos de los mejores discos que hay en Aysén, no por ser mi disco (Risas), pero es bueno en cuanto a sonido, composición, producción y de verdad que me pego el salto, ya que el disco de Par de Chocos es buenísimo, el de Jaruki es una maravilla, pero creo que con Mahindra quebramos el esquema de la localidad. Uno lo escucha y se pregunta: ¿estos locos no son de Coyhaique? Ya que no está esa huella que define la zona en lo sonoro. Ahora este disco no es fácil de digerir, los que te van a ver son siempre los mismos, no somos masivos, pero sí es una banda que rompe el esquema habido en Coyhaique.

Los más especialistas en música han comparado el disco “Telequinesia” con otros trabajos ya realizados

Es que siempre uno tiene en el disco duro influencias y hay pinceladas de temas que salen sí o sí, nadie puede decir: “oye, esto se me ocurrió a mí del alma y estas melodías o este par de notas nadie más las tiene”. En lo personal escucho mucho Smooth jazz, y ha sido uno de los estilos por los que me he ganado la vida tocando en hoteles, casinos, etc., y tiene mucho de eso nuestro disco, pero también Juan Pablo Aguilera, tecladista, es muy psicodélico y también pone su sello, por lo tanto es difícil en lo personal compararlo con otro disco, pero influencias variadas sí tiene.

Respecto al financiamiento del disco ¿Crees que la colaboración del 2 por ciento del FNDR de cultura es suficiente o es muy poco?

No, para nada, es un tremendo aporte y que recién estamos ocupando los músicos, gestores culturales y todo el mundo que quieran realizar cosas independientes, porque imagínate, en Chile es difícil hacer música independiente y en la región más aun, y estos fondos siempre fueron destinados para cosas de música folklórica, o encuentro costumbristas.

¿Cómo es la relación de los músicos locales con la prensa regional?

Es que la prensa no pesca mucho a las bandas locales ya que aquí hubo por muchos años décadas bandas covers y eran los mismos músicos que se repetían. Por lo tanto no se podía hablar mucho de música. Yo estuve fuera por 5 años y cuando volví ya existía un pequeño nicho de gente realizando cosas nuevas y música propia, y eso ya se equilibró con los medios.

¿Y qué evaluación haces de los recursos técnicos en la localidad para que las bandas realicen sus trabajos?

Bueno ahora tenemos más globalización por tanto más información, con internet puedes realizar un disco en tu casa y listo. Estudio Uranio que ha sido notable, yo la verdad les daría un galardón por apoyo a la gestión, es una buena opción, hay dos estudios en Coyhaique: el de la municipalidad que era “el” estudio antiguamente, y ahora tenemos Estudio Uranio y puedes elegir. Antes no había nada, por tanto creo que las bandas de a poco cuentan con más recursos técnicos para desarrollar su trabajo.

¿Cómo ha sido la respuesta del público con el disco? ¿Cuántos editaron? ¿Cuántos vendieron?

Es que nosotros nos fuimos al chancho y sacamos tres mil copias, de las cuales me deben quedar mil. La idea era vender, sacamos una calculadora y dijimos: “ya, los vamos a vender a tantas lucas y nos vamos hacer ricos” (Risas). Nos fuimos de gira al Rockódromo y otras ciudades y ahí regalamos un montón. Si a la larga actualmente es más importante que te conozcan y aparte estamos en una época donde el disco material ya está obsoleto. Nos pasaba que regalábamos el disco y no sabíamos si esa persona tenía donde colocarlo o teníamos respuestas de otras personas que decían: “ya, lo voy a escuchar en el auto porque en casa no tengo donde escucharlo”. A mí sin ir más lejos cuando me llegaron los discos tuve que comprarme un reproductor porque no tenía donde colocarlo (Risas). Cuando fuimos donde el tipo del multicopiado le dije: “oye, queremos tres mil copias”, me quedó mirando y dijo: “y para qué quieres tantas copias si el disco ya está muerto”, pero como en el proyecto colocamos la cantidad no podíamos hacer mucho.

Tienes en mente sacar algún material o algún proyecto en lo más próximo

Vamos a volver espero en agosto a tocar con Mahindra, y para el año 2018 quiero hacer un disco con un cantante, un trabajo un poco más pop.

MOVIMIENTO AYSÉN Y OTRAS CONTINGENCIAS 

¿Los músicos locales tuvieron compromiso con los movimientos del 2012?

Los músicos se pusieron la camiseta con el movimiento a más no poder, y yo tuve la suerte de ir a tocatas en pro del movimiento y hubo músicos que participaron en las marchas, entreteniendo a la gente, con un discurso muy claro y definido, arrancando de los pacos cachay, y para mí que hacía mucho que no tocaba en Coyhaique, quedé ¡plop! con eso ya que los músicos se comprometieron con la gente y la gente con los músicos, fue mutuo. Yo creo que desde ese entonces la gente tiene otro tipo de reacción con la música regional porque ya saben que no son los cabros que sólo se suben al escenario y andan todo el día con el tema del carrete y la bohemia. Aquí la mayoría de los músicos tiene clarísimo el sentido y afinidad con los problemas sociales y cuando sea necesario ponerse la camiseta por la región los primeros que se van a mover son los músicos. Si mañana se cae un puente o pasa una catástrofe, puta, al otro día tenemos parada una tocata o festival en ayuda, así de rápido, porque ahora estamos mucho más unidos que antes.

¿Y fue producto del conflicto que esta unión se dio o ya venía trabajándose desde antes?

La verdad no sé si el conflicto gatilló la unión, pero cuando volví ya había gente trabajando en unir el circuito de la música en la región, y no importa qué tipo de música: ranchera, rap, jazz, fueran buenos o malos, tocaran con guitarras fender o scorpion, lo que sea, pero todos los músicos hablamos el mismo idioma, ahora en unidad y apoyo de unos con otros. Uno de ellos es Franco Martinello, que ahora está en Arica por lo mismo, porque estamos unidos a una red que se llama corredor, que une a todo Chile, con las asociaciones de músicos y se está produciendo un intercambio musical importante, vamos a traer una banda de Arica y de otros lados, y sin estar metidos en la SCD ni nada de eso, todo esto es súper underground en Chile.

¿Aysén logró doblar la mano al gobierno o sólo fue un calmante y el conflicto continúa?

No le ganamos al Estado, o sea la Ley de pesca salió igual y para peor suerte salieron tipos así que fueron los superman y al final no hicieron nada y se posicionaron con cargos políticos. Fue todo lamentable al final.

¿Cuáles son tus impresiones con el tema violencia de género en una localidad que se mantuvo en la palestra respecto al caso Nabila y posteriormente el caso Los Tetas?

Chile es un país machista y Coyhaique es una ciudad muy machista. Aquí la mano del hombre siempre ha pesado, por las inclemencias del tiempo, por ser zona extrema y muchas cosas más, pero pienso que ahora la mujer está más sensible respecto a lo que pasó con Nabila. Sin más lejos mi viejo es machista, se sienta a la mesa y no hace nada, pero nunca me pegó ni a mí, ni a mi madre, ni a nadie, pero eso de sentarse y no hacer nada es machismo igual, porque culturalmente Coyhaique fue así, la mujer de antaño crió al hombre así, pero esta nueva generación rompe el esquema y se atreve a empoderarse y destacar mucho, es un cambio buenísimo. Respecto al caso Los Tetas y en lo personal me gustan mucho y no porque un weón penca los voy a dejar de escuchar. Leí comentarios de locos que decían:“soy un fanático, pero nunca más los voy a escuchar”, hay que separar las cosas, porque el loco es un golpeador de mujeres, y como público no sabemos qué relación hay entre ellos, porque también escuché comentarios de personas que decían “weón, llevan 20 años tocando, cómo no sabían que el loco le pagaba a la mina”, pero a lo mejor entre ellos ni se hablaban, eso no lo sabemos, a lo mejor ellos llegaban ensayaban y para la casa y después tocaban, terminaban, cobraban y chao. Por eso no creo que todos lo sabían en la interna de la banda, por ejemplo el Rulo, que yo lo conozco un poco, haya sabido eso, porque en algún momento le hubiesen dicho: “oye, para la weá” y mucha gente se fue en mala con la banda y a la larga lo que le pasó al Tea Time fue por las drogas, que probablemente que ya era un weón penca, pero con la droga lo convirtieron en un weón mucho peor, que pasó hasta comprar instrumentos robados que nadie sabe con qué fin.

ROBO DE INSTRUMENTO

Hace poco te robaron el saxofón ¿Cómo ha sido el apoyo de tus colegas?

Tengo la suerte enorme, pese que no soy un tipo muy simpático, de tener muy bueno amigos tanto en lo musical, así como otros que no tocan ni la puerta, pero me llamaron, vamos hacer un evento, te acompañamos o salgamos para que te distraigas un poco. Yo hasta el día de hoy mantengo la esperanza de encontrar mis cosas, pero a esta altura cada día se disipan más la posibilidades.

Se está organizando un festival con el objetivo de reunir fondos para ayudarte con el tema del robo del instrumento ¿Cuándo es?, ¿Dónde es?, ¿Quiénes tocan? y ¿Cuánto vale?

Esto es el viernes 25 de agosto y en este evento me está ayudando Arturo Clark, ex director del galpón Víctor Jara, que es una eminencia en producción y me siento respaldado. Ya están confirmados la banda Jaruki, Lejos de Denisse Olguín,que es la cantante que nos colabora en el disco con letra y voz en el tema “Desde Lejos” y está a punto de lanzar un disco tiene unos temas bacanes. También está Lobos Marinos, que tenemos que confirmar ya que el baterista está lesionado, pero tienen que tocar para el Dark Side. Así que ya estarán espero operativos, y tengo a La Tribu, que es una banda de salsa donde está Marcos Zúñiga. El valor es de cinco mil pesos y las entradas se solicitan a través de mi Facebook y el de Marco Stanovich directo, y dejo abierto la posibilidad de crear una cuadrilla de amigos que quieran comprometerse a vender en el colegio o el hospital, así que se pueden comunicar conmigo para que me ayuden a vender. Vamos a cerrar con una fiesta de un Dj que toca Funk y de todo. Esto comienza las 21:00 hrs. en el segundo piso del restaurant Chelenko del paseo Horn, así que todos invitados a este beneficio.

Por: Ignacio Orellana G. / Gráfico: Carlos Rosas R.

Be the first to comment on "Rodrigo Carrasco Saxofonista: “Con Mahindra quebramos el esquema de la localidad”"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*